El engagement es uno de los objetivos principales de las estrategias de marketing online de hoy en día. Pero, ¿sabemos realmente lo que significa y cuál es su importancia?

¿Qué es?

El término en castellano tiene dos significados: compromiso y participación. Se trata de crear una relación bilateral con la audiencia generando interés y compromiso con la marca que al final lleve a la compra.

¿Por qué es importante?

  • Se produce lealtad y compromiso con la marca: cuando un usuario interactúa con el contenido que publicas se fortalecen los lazos de fidelidad.
  • Se genera confianza: tras la estrategia el usuario deposita confianza en los contenidos, en la marca y en las personas que hay detrás de ella. Con el tiempo supone incluso generar creadores de contenido y defensores de la marca.
  • Se crea interés: que se reflejará en mayores beneficios.
  • Conoces a tus clientes: cuanto más sepas sobre ellos mejores tácticas podrás llevar a cabo para que la relación sea más sólida y duradera.

¿Cómo lograr engagement?

  1. Calidad en el contenido

Ofrecer contenido interesante para la audiencia es de vital importancia para que los usuarios sigan viendo todas las publicaciones y se genere ese interés que estamos buscando.

El contenido debe ser de valor, personalizado, relevante, atractivo, intuitivo, visual, interactivo y adaptado al público al que nos dirigimos.

  • Experiencia del usuario

Este concepto incluye varios elementos indispensables para que el visitante navegue por la página durante el tiempo suficiente y así descubra otros contenidos, se convierta en seguidor y finalmente en cliente.

Es importante involucrar al usuario con el propósito de crear una comunidad participativa, ser accesible desde todos los puntos y desarrollar una estrategia omnicanal para mantener una presencia digital fuerte.

Algunos consejos:

  • Un diseño web limpio, intuitivo y atractivo válido para cualquier dispositivo.
  • Categorías y segmentaciones bien definidas, claras y coherentes.
  • Traducción de un idioma a otro, facilidad de pago, de contacto, etc.

Hay que tener en cuenta que cada red social funciona de manera distinta y no todos los contenidos se adaptan a todas las plataformas. Ni siquiera la frecuencia de publicación es la misma. Es necesario trabajar en ello de forma planificada para lograr el engagement que queremos. No olvidemos que forma parte de la estrategia global.

  • Lead nurturing

Tras haber obtenido registros o descargas de algún contenido de nuestra web o de nuestras redes sociales es el momento de “nutrir al usuario” ofreciéndole contenido que quiera consumir, directamente relacionado con el contenido que había visualizado anteriormente.

Lo que queremos es que el usuario nos conozca cada vez más para así crear un vínculo y un engagement. De este modo será más fácil que confíe en la marca y por tanto en los productos y/o servicios que ofrece.

  • Conseguir la confianza del usuario.

Llegados a este punto, debemos conseguir un feedback con los usuarios respecto al contenido que ofrecemos para que puedan valorarlo. De esta manera le damos importancia al usuario y recibimos los datos suficientes para mejorar la experiencia de futuros usuarios. Responder preguntas y comentarios de los éstos es una acción que genera mucha confianza.

¿Cómo se mide el engagement?

¡Que no se nos olvide analizar si vamos por buen camino! Si queremos que nuestro usuario acabe engaged y se convierta en un cliente potencial debemos analizar nuestras acciones para crear engagement.

Algunos KPI´s que proponemos:

  • Número de descargas de contenido realizadas
  • Likes y comentarios en cada publicación
  • Número de usuarios que llegan al sitio y tasa de abandono
  • Número de clics hechos por un usuario en una sesión
  • Tiempo invertido
  • Número de veces que se comparte el contenido
  • Interacciones en las redes sociales
  • Alcance de las publicaciones
  • Etc.

¡Ahora te toca a ti!

Obtener a unos usuarios comprometidos y participativos siempre es una ventaja por lo que realizar acciones que mejoren el engagement trae consigo más beneficios. Desde el aumento de ventas hasta la mejora de la experiencia de los usuarios implicarán más clientes potenciales.

Si te ha gustado el artículo compártelo: