Los hábitos de compra están cambiando, y cada vez son más las empresas que deciden crear una tienda online para ofrecer sus productos o servicios a través de Internet.      Pero… ¿crees que tus clientes navegan por tu web con total comodidad?

A continuación, te explicaremos los ocho errores más comunes que puedes estar cometiendo en tu tienda online:

  • No tener información de contacto

Para que una tienda online funcione es fundamental la confianza que tengan los clientes en tu empresa. El contacto no solo genera seguridad y confianza, sino también una forma de solucionar problemas que tengan los usuarios.

Es aconsejable que los datos de contacto básicos (teléfono y e-mail) estén visibles en todas las páginas, no solo en la portada. De esta forma, ganarás clientes potenciales y aumentarás las ventas de tu empresa.

  • Proceso de compra muy lioso

Suele ser uno de los problemas principales en las tiendas online. Si el usuario quiere comprar un producto y ve que el proceso de compra es muy complicado, abandonará la idea que tenía, cerrará tu página y buscará otra web donde sea más fácil la compra.

Es importante que el proceso de compra sea corto y esté organizado. Es decir, no es aconsejable poner opciones donde el usuario no sepa contestar, u opciones obligatorias que resulten innecesarias para el usuario. Por lo tanto, el objetivo es que la compra sea rápida y efectiva. 

  • Fotos que tienen poca calidad

En Internet tu producto es la foto. Por lo tanto, la calidad que tengan las fotos será fundamental a la hora de vender por Internet. Hay tiendas online que ofrecen productos de mucha calidad pero sus fotos son pésimas. Entonces sus clientes no pueden imaginarse lo bueno que es el producto con unas fotos tan malas.

  • No tener buscador de productos

Un usuario entra en una página web con la intención de comprar un determinado producto, pero se da cuenta que no tiene un buscador para encontrarlo. Lo más seguro es que el usuario abandone esa página web para buscar en otras webs que sí lo tengan, ya que tener un buscador de productos resulta muy práctico y rápido a la hora de encontrar lo que buscas.

  • Es necesario registrarse para comprar.

El proceso de compra tiene que ser rápido y eficaz. Y uno de los grandes errores es la dificultad que tiene el usuario para comprar en determinadas webs. Ya que tiene que registrarse de antemano para poder realizar la compra.

No puedes ponerle trabas al usuario, porque sino no volverá a tu tienda online. Por lo tanto, es importante que tu web ofrezca la posibilidad de comprar sin registrarse.

  • La información sobre los gastos de envío puede resultar engañosa.

Tienes que ser sincero, el consumidor no perdona que ciertas webs no sean trasparentes con su política de envío. Es importante que informes de antemano de los costes aproximados de envío. Ya que si el usuario no conoce rápidamente esta información, lo más seguro es que no quiera comprar en tu tienda online.

  • Retraso en la entrega del pedido

En el mundo online el retraso en la entrega de un producto puede generar una mala experiencia de compra. Por ejemplo, cuando un cliente va a una tienda física a comprar un determinado producto, lo paga en el momento y se va con él. En Internet no tenemos esa ventaja, asique es importante cumplir con los plazos de entrega. Además, debemos resaltar otras variables de compra online que mejoren la experiencia de nuestro cliente.

  • No respondes a tus clientes

¿Quieres mejorar tu ventaja competitiva? Ofrece un servicio de atención al cliente de calidad; respondiendo a sus dudas, resolviendo sus problemas y ofreciéndole lo que busca en cada momento.

Es tu turno…

Ahora que ya conoces los errores más comunes que cometen las empresas es tu turno para sacarle más partido.

Revisa y actualiza tu tienda online para ofrecerle a tus clientes la posibilidad de navegar de forma más cómoda y segura.

¿A qué esperas? ¡Gánate a tus clientes!

 

 

Si te ha gustado el artículo compártelo: