Probablemente hayas escuchado y/o leído alguna vez la palabra «landing page» (parece que se ha puesto de moda), pero quizá no tengas muy claro que es una landing page o que puede tener que ver con tu negocio.

¿Prefieres escuchar? Te dejo este post en formato podcast por aquí:

Los de marketing somos un poco intensos con los “palabros” pero si te digo “página de aterrizaje” (en castellano de toda la vida) seguro que ya te empieza a sonar mejor. Es una herramienta muy útil en tus campañas de marketing digital, por eso hoy le dedicamos este artículo. Aprovecho para contarte que en otra ocasión ya hablamos sobre el email marketing, una estrategia en la que encaja muy bien una landing page. Te recomiendo leerlo luego.

Descárgate ahora mi Checklist para revisar toda la imagen digital de tu empresa.

Hazla brillar en internet comprobando estos sencillos pasos en una tarde:

¿Qué es una landing page?

Una landing page (página de aterrizaje o de destino), es aquella página a la que un usuario llega después de haber hecho clic en cualquier enlace (ya sea un banner, un anuncio en Adwords o en Facebook Ads, un newsletter, etc) con un objetivo determinado. Suelen ser páginas sin navegación, es decir, sin un menú al uso, ya que se crean totalmente enfocadas a la máxima conversión.

Esta página suele ser la continuación de un mensaje promocional en el que has hecho clic anteriormente y está optimizada para cumplir un determinado objetivo, que casi siempre suele ser que te suscribas / dejes tu correo / tus datos. Lo podemos llamar “descárgate gratis mi ebook o consigue un cupón de descuento X para tu próxima compra”, pero vamos, que queremos meterte en nuestra lista para luego seguir “madurándote” en nuestro embudo. (Otro día hablamos de embudos de venta o el palabro con el que los conocemos los marketeros “funnels”).

En la landing page se incluyen todos aquellos elementos que favorezcan al máximo la conversión, el objetivo es que el mayor número de usuarios posibles realicen la acción deseada. Una landing page, como te decía antes no tiene menú de navegación, y esto es así porque la posibilidad de acceder a otros apartados de la web puede hacer que se abandone la página rápidamente sin cumplir el objetivo que se buscaba al atraer al usuario ahí. Lo que queremos es que los usuarios no tengan otra opción más que la de realizar la acción que lleve a la conversión, sin distracción. (Qué bonito me ha quedado).

Elementos clave de una Landing page

 

Todas las landing pages deben crearse en función del objetivo que deseamos obtener de ellas pero lo que esta claro es que hay algunos elementos que deben estar siempre presentes para que estas páginas conviertan lo máximo posible:

 

  • Un título atractivo
  • Tu propuesta única de valor clara y concisa
  • El formulario con su llamada a la acción
  • Algún elemento multimedia imagen o vídeo de apoyo
  • Argumentos y/o beneficios
  • Testimonios de clientes / prueba social
  • Si lo necesitas también puedes añadir información ampliada o más detalles en función de tus necesidades
  • Y no te olvides de añadir los enlaces a rede sociales.

Te dejo por aquí un pequeño croquis con cómo diseñaría yo esa landing page ganadora. No es 100% necesario que aparezcan en este orden los elementos o que ocupen exactamente esos espacios, todo depende del caso concreto. Lo que sí es importante es colocar, al menos tu propuesta de valor y el formulario en la parte de arriba, para que se pueda realizar la acción deseada sin necesidad de hacer scroll o desplazamiento. Cuanto antes sepa el usuario qué ofreces, por qué debe registrarse y además lo pueda hacer de forma rápida, mejor será para tu empresa.

 

¿ Cómo usar una landing page? Ejemplos

Las landing pages son una herramienta más que forma parte de las estrategias de marketing digital que una empresa puede llevar a cabo en internet. Suelen usarse cómo lugar de destino en campañas de anuncios, tanto en Google Adwords cómo en las diferentes plataformas de anuncios de las redes sociales: Facebook Ads, Twitter Ads,etc Están altamente recomendadas para este fin, pues son mucho más efectivas que llevar al usuario a cualquier parte de tu web, con lo que los resultados serán mejores.

Veámos un ejemplo de uso de una landing page. El usuario ve un anuncio atractivo en Facebook que ofrece un cupón descuento en nuestro restaurante y hace clic en un call-to-action que le envía a tu landing page. Esta página le pedirá que rellene un formulario con su nombre y correo electrónico para poder descargar el cupón. Una vez que lo rellene, será redirigido a una página de agradecimiento en la que encontrará el cupón.

Gracias al uso de una landing page conseguimos centrar la atención del usuario hacia el objetivo final, así conseguimos su correo electrónico, algo muy valioso, pues tendremos la oportunidad de contactar con él directamente y de forma personalizada, para poder ofrecerle otros productos, servicios o promociones en el futuro.

 

Ahora es tu turno…

Ya sabes lo que es una landing page y cómo debes usarla así que ha llegado el momento de pasar a la acción. Te recomiendo que comiences, desde hoy mismo, a introducir este elemento dentro de tus campañas de marketing digital si aún no las estabas usando. Ya verás cómo tus resultados mejoran considerablemente.

Descárgate ahora mi Checklist para revisar toda la imagen digital de tu empresa.

Hazla brillar en internet comprobando estos sencillos pasos en una tarde:

Escucha otros episodios del podcast por aquí:

Lee otros artículos por aquí:

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Si te ha gustado el artículo compártelo:

× ¿Hablamos?